Son muchas las fuentes de financiación a las que puedes acudir cuando tu empresa necesita financiación, y quizás una de las más interesantes y de más fácil acceso sea el préstamo empresarial a corto, medio o largo plazo, dependiendo de las necesidades específicas de tu proyecto.

El préstamo empresarial:

Los préstamos empresariales a corto plazo están dirigidos, por ejemplo, a empresas que precisen financiación específica de sus campañas de producción, empresas con flujos monetarios de entrada y salida que no se corresponden y presentan problemas de liquidez, empresas que vayan a realizar inversiones que se amorticen en un plazo de tiempo reducido y clientes con un peso de circulante considerable y habitual en el sector dentro de la estructura del activo.

Mientras tanto, los préstamos a medio y largo plazo están orientados a sociedades de nueva creación que necesiten un apoyo de capital externo, a empresas que vayan a realizar una fuerte inversión y a clientes con un peso de inmovilizado dentro del conjunto del activo muy importante, así como a empresas con déficit de circulante estructural o a aquellas otras a las que les resulte excesivamente costoso acudir a una ampliación de capital.


Características del crédito empresarial:

Actualmente, el préstamo empresarial es una de las maneras más utilizadas por parte de las empresas para la obtención de financiación para la producción o la puesta en marcha de proyectos. En España son, fundamentalmente, los bancos comerciales, los que manejan las cuentas corrientes jurídicas de las empresas, y estos son los que tienen la mayor capacidad de préstamo de acuerdo con las leyes y las disposiciones bancarias vigentes.

Ventajas del crédito empresarial

  • Si el banco es flexible en sus condiciones, habrá más probabilidades de negociar un préstamo que se ajuste a las necesidades de la empresa, lo cual la sitúa en el mejor ambiente para operar y obtener utilidades.
  • Permite a las organizaciones estabilizarse en caso de apuros con respecto al capital.

Desventajas del crédito empresarial

  • Un banco muy estricto en sus condiciones, puede limitar la facilidad de operación y actuar en detrimento de las utilidades de la empresa.
  • Un crédito bancario acarrea tasas pasivas que la empresa debe cancelar esporádicamente al banco en concepto de intereses.

Claves para solicitar un préstamo empresarial:

  • La finalidad del préstamo.
  • La cantidad que se requiere.
  • Un plan de pagos definido.
  • Pruebas de la solvencia de la empresa.
  • Un plan de viabilidad financiera que soporte la devolución del préstamo.
  • Una lista con avales y garantías que la empresa está dispuesta a ofrecer, si las hay y son necesarias.
  • El costo de los intereses.

Te ayudamos a escoger la mejor solución financiera para tu empresa