Las pymes españolas necesitan poner en marcha mecanismos de supervivencia independientes de los ciclos económicos*

Tal y como menciona Isabel Giménez Zuriaga, Directora General de la Fundación de Estudios Bursátiles y Financieros en el informe del Observatorio sobre la Reforma de los Mercados: «las pymes españolas necesitan poner en marcha –de forma autónoma– mecanismos de supervivencia sostenibles a largo plazo, independientemente del ciclo económico. Esto supondrá, en el caso español, alterar usos y costumbres, apelando hacia fuentes de financiación diferentes a las tradicionales.

La enumeración de alternativas financieras: crowdfunding, business angels, capital riesgo, MABEE, MARF o titulización de créditos de pymes, sin ser exhaustiva, actúa como hoja de ruta para mostrar el estado del arte en las pymes españolas. Todas ellas son posibles palancas de cambio para el futuro de las pymes españolas. Si sus directivos se sienten institucionalmente legitimados para tomar las riendas del proceso, ya sea otorgando carta de naturaleza a sus activos y pasivos, considerando posibles socios estratégicos (alianzas, consorcios, fusiones y adquisiciones) o incluyendo socios industriales y financieros, podremos cambiar el futuro de una ecuación que ofrece un saldo muy bajo; ecuación que históricamente se ha mostrado excesivamente tradicional, prudente y endogámica pero que si incorpora nuevos elementos, podrá ser resuelta con resultados mucho más favorables para las pymes, y, por ende, para la competitividad de la economía española.

Un cambio estructural de modelo en la financiación de las empresas

Los problemas de acceso a la financiación son más importantes en las pymes que en las empresas grandes y se han recrudecido con la crisis, aumentando asimismo el equity gap. Las pymes españolas perciben el acceso a la financiación como uno de sus problemas más importantes. La mejora en la financiación de las pymes es clave por su importancia en la economía española.

Cada vez son más las voces autorizadas que apuntan hacia un cambio estructural de modelo en la financiación de las empresas, hacia un modelo anglosajón, con los mercados financieros como principal fuente de financiación. Para avanzar en esta dirección acaso hay que promover, al menos, los siguientes aspectos conductuales:

  1. Permitir que los fondos de capital riesgo concedan créditos participativos o no, a las empresas cotizadas con las mismas ventajas operativo-fiscales que los fondos de capital riesgo que invierten en no cotizadas.
  2. Facilitar el acceso de las pymes a los mercados de capitales (con incentivos a emisores e inversores).
  3. Armonizar las ventajas operativo-fiscales de las instituciones de inversión colectiva (IIC) con otros países europeos.
  4. Potenciar la actividad de intermediarios especialistas en facilitar a las empresas el acceso a socios financieros y mercados (venture capital, renta variable, renta fija).»

¿Necesitas un asesor financiero que te ayude a escoger la mejor fuente de dinanciación para tu proyecto?

Ponte en contacto con nosotros

*FUENTE: FEF – Observatorio sobre la Reforma de los Mercados[/fusion_text]