La internacionalización como una forma orgánica de crecimiento de negocio

Son muchas las razones que invitan a la internacionalización de un negocio: diversificar el riesgo, ampliar la facturación de la empresa, alargar la vida útil de un producto, querer importar producto, etc. Los pasos para abordar el mercado internacional son similares a las de un mercado delimitado:

  • búsqueda de un producto competitivo,
  • búsqueda de socios locales en el caso de la exportación, o de proveedores para la importación,
  • cálculo de costes de transporte y logística e influencia en el precio final
  • seguro del cobro o pago.

Consejos para abordar la internacionalización de tu empresa*:

La internacionalización de tu empresa debe ser fruto de una reflexión madura, seguida de un proceso planificado, estructurado y con vocación de permanencia. Elige un primer mercado, prueba tu producto y ensaya tu estrategia exterior. “Es un error pretender llegar a muchos mercados simultáneamente”, explica Emilio Carmona, jefe de Área Internacional del Consejo Superior de Cámaras de Comercio.

Tanto si vas a importar como a exportar, elabora tu hoja de ruta (plan de internacionalización) y recuerda que la improvisación no es una buena consejera en comercio exterior. “Decidir iniciar un proceso de internacionalización porque estamos fallando en nuestro mercado interno casi nunca es la opción más correcta”, aclara Carlos Nunes, director general de Globally Consulting. Otros errores frecuentes son caer en los brazos del primer agente o distribuidor, no seleccionar correctamente las ferias, no asegurar los productos ante posibles incontingencias durante el transporte, no adaptar el producto y catálogo al nuevo mercado o no analizar el mercado.

Financiación de las operaciones de comercio exterior

La financiación de una operación de comercio exterior es similar, en sus características básicas, a una financiación de circulante en la que los fondos se aplican a financiar una exportación o una importación.

Existen dos modalidades de financiación internacional:

  • Financiación de exportación. Dentro de la financiación de exportación se distinguen dos modalidades.
    • Pre-financiación de exportación. Se concede un anticipo al exportador para cubrir los costes del proceso de fabricación de una mercancía destinada a la exportación, contando con un pedido en firme.
    • Post-financiación de exportación. Una vez enviada la mercancía al importador con aplazamiento en el pago, se anticipa al exportador, total o parcialmente, el importe facturado.
  • Financiación de importación. El importador puede financiarse durante el periodo de tiempo que transcurre entre la importación de la mercancía y su posterior comercialización y cobro.

 

*FUENTES: 

Emprendedores: Lánzate al comercio exterior


¿Necesitas asesoramiento financiero para tus operaciones internacionales?