Asesoramiento financiero para pymes

Hay determinadas situaciones en las empresas que requieren del asesoramiento externo: 

  • Cuando hay una crisis, por ejemplo, es indispensable la asesoría para ayudar a definir soluciones;
  • Cuando se produce un  crecimiento no planificado, que desestabiliza la tendencia normal de desarrollo de la empresa;
  • Cuando existen procesos productivos, operacionales y logísticos ineficientes, que elevan los costes e impactan directamente la competitividad de la pyme.

En España, como hemos comentado en otras ocasiones, el sector se está desarrollando de una manera lenta ya que tiene que luchar contra el monopolio que, respecto del asesoramiento financiero, han tenido en este país tradicionalmente los bancos.

En EE.UU., por ejemplo, el 75% de los inversores consulta algún tipo de asesor financiero antes de realizar una inversión. En España, las mesas de ventas de bancos y cajas realizan esta función con sus clientes, y operan en paralelo a otros asesores independientes. El mayor reto al que se enfrentan los asesores financieros independientes en nuestro país es el desconocimiento de los inversores sobre su figura.

Asesoramiento financiero independiente

Un asesor financiero independiente es aquel cuyos intereses coinciden al 100% con los intereses de la persona o empresa asesorada. La principal ventaja que ofrece un asesor financiero es su independencia, cuando recomienda un producto es porque es realmente lo mejor para su cliente. Además ofrece acceso a todos los productos del mercado, lo que permite reducir comisiones, y utilizar productos financieros alternativos. Un asesor financiero independiente tiene por objetivo única y exclusivamente que el cliente consiga la rentabilidad de su proyecto con el menor riesgo y pagando las comisiones mínimas. Ciertamente el asesoramiento independiente tiene un coste. Pero se trata de un coste que queda diluido en el resultado, y añade un plus de seguridad a la hora de invertir.

 


Ventajas de contar con un asesor financiero independiente

5 beneficios de la asesoría financiera independiente para la pyme

  1. Un coste determinado y temporal: Contratar a un asesor para una misión es un coste puntual.
  2. Especialista con metodología: El asesor es especialista en sus servicios, su experiencia y metodología que permiten ganar mucho tiempo a sus clientes.
  3. Amplía la gama de posibilidades financieras: Hay muchos productos financieros, y algunos son complejos y quizás desconocidos para el empresario.  
  4. Visión externa, imparcial y comparativa: El asesor externo no está involucrado en la marcha cotidiana de la empresa, por lo que le puede aportar un enfoque distinto e imparcial. Además, su experiencia con otras empresas le dota de una visión comparativa, y puede aportar las mejores ideas.
  5. Permite a la empresa dedicarse a lo que mejor sabe hacer: Las pymes, normalmente no se disponen de una persona que tenga el tiempo de dedicarse seriamente a este estudio. En las pequeñas y medianas empresas nunca hay tiempo para todo lo que el emprendedor querría hacer. Externalizar la asesoría financiera le hará ganar tiempo para dedicarse a su proyecto.

¿Buscas asesoría financiera independiente?